La Frase Secreta de Recuperación, tu llave maestra

 
 

Tener el control total de tus criptomonedas significa que debes también tener la capacidad de asegurarlas y almacenarlas a tu manera, y esto involucra que tienes que tener muchísimo cuidado. Y el mayor aspecto de seguridad de tus fondos de criptomonedas está ligado a la frase secreta de recuperación de la billetera de criptomonedas que uses para guardarlas (sí, como un banco donde guardas tu dinero) esta frase también llamada frase semilla, o en inglés, “seed phrase". 

 

Las criptomonedas están revolucionando la forma de manejar dinero y tener el control de nuestras finanzas. Cuando las almacenas en una billetera “no custodiada'' como Trust Wallet o MetaMask, dos de las que te recomendamos en PEY.cash. A diferencia de lo que ocurre con los bancos, puedes gestionar y realizar transacciones con tus fondos según tu voluntad. La capacidad de gestionar tu dinero sin intermediarios es un gran poder, es por lo que apostamos aquí en PEY.cash, el empoderamiento y la plena libertad financiera, no necesitas cuentas bancarias para manejar dólares. Pero como muchos dicen, un gran poder conlleva una gran responsabilidad. 

 

En este artículo, nos adentraremos en el concepto de la frase secreta de recuperación y en cómo puedes garantizar su máxima seguridad, y sobre todo, dónde y cómo la puedes guardar para evitar perderla.

 

¿Qué es la Frase Secreta de Recuperación y por qué debes guardarlas con absoluta seguridad?

 

La “frase secreta de recuperación” es una frase de 12, 18 ó 24 palabras que se encuentra en el núcleo de la generación de la clave privada para cada billetera de criptomonedas que poseas.

Esto significa que tu frase de recuperación es la única copia de seguridad de tus claves privadas, las únicas que pueden darte acceso a tus criptomonedas.

Si pierdes el dispositivo donde las tienes u olvidas tu PIN, puedes usar esta frase para recuperar el acceso a tus claves privadas y, por ende a tus criptomonedas.

 
 

MUY IMPORTANTE: nadie, absolutamente nadie, ni de la misma aplicación de la billetera en la que tengas tus criptomonedas, te puede preguntar sobre esta frase secreta. Sería una estafa si llegaras a recibir un mensaje en el que te pregunten estas palabras. 

Imaginemos cómo funciona la frase de recuperación con la siguiente metáfora:

 
 
 

1) La frase secreta de recuperación, se puede comparar con el certificado de propiedad de una casa. Al proporcionar la frase de recuperación, demuestras la propiedad de una clave privada única en un blockchain, ¡que te permite recuperar esencialmente tu dirección privada y tus claves públicas!

2) La clave privada es como la llave de tu casa. Sólo tú la posee y sólo tú tienes la facultad para realizar transacciones de tus dólares digitales $DAIhouse.

3) La dirección pública es como la dirección de tu casa. Es pública y depende de ti con quien quieras compartirla. Las personas que conocen tu dirección pública pueden enviarte Dólares digitales $DAI, como una carta o un paquete a tu buzón de correos.

 

De esta manera se entiende, cómo cualquier persona que conozca tu dirección puede enviar correspondencia, un delivery de comida, flores en cualquier momento. En el caso de tu cartelera digital de PEY.cash te enviarán (DAI) a través de la puerta cerrada, pero sólo tú puedes abrir esa puerta y tener acceso a tu propiedad dónde guardas tu dinero.

 

¿Cómo almacenar de forma segura tu frase secreta?

 

 Antes de empezar debemos dejar muy claro dos cosas:

- Tienes que copiar la frase secreta de recuperación palabra por palabra tal y como muestra la billetera en la pantalla. Un cambio en una letra aquí o una letra allá, puede ser suficiente para que te olvides de tus criptos.

- Nuestra mayor recomendación, es que nunca debes almacenar tu frase secreta en ninguna aplicación móvil o dispositivo que esté conectado a Internet. Almacenarlas “offline” es la opción más segura.

 

La gente suele anotar sus frases de recuperación en documentos o escribirlas en un papel y guardarlas con el resto de sus notas. Pero pregúntate, ¿cuántas notas de este tipo has perdido?, ¿qué pasa si alguien bota la hoja de papel en la que tienes esta frase de aspecto bastante informal pero muy importante? Adiós a tus criptos.

 

 

Entonces, ¿crees que es un riesgo que vale la pena correr con tus criptomonedas? ¡Desde luego que no! No es buena idea anotar una clave que dé acceso a todos tus fondos en una hoja de papel y dejarla sin seguridad.

 

Si aún así prefieres anotar tu frase clave en un papel, te recomendamos altamente que la guardes dentro de una caja fuerte o de la caja de seguridad de un banco. Así sabrás dónde encontrarla cuando la necesites. En caso de que prefieras almacenarla digitalmente, puedes crear un documento y guardarlo en un pendrive que no compartas con nadie ni tampoco conectarlo a un dispositivo con conexión a Internet.

Existe una forma -que para los más “freaks” o los que tienen varios tipos de criptomonedas- recomiendan usar. Estos usuarios de criptomonedas muy preocupados por la seguridad, prefieren que esta frase se grabe en placas de acero para que sean más duraderas e indestructibles. Sobreviven al paso del tiempo, a incendios, destrozos de gran magnitud, definitivamente son más seguras que una hoja de papel que se deteriora con el tiempo o se pierde. Pero no todos podemos hacer esto realidad, sin embargo, te lo dejamos como una opción existente.

 

Ya sabes, cuando abras la cartera para usar PEY.cash considera y piensa muy bien dónde apuntar estas palabras y luego, dónde las guardarás.

 

 

 
Sigue todos nuestros avances, mantente al tanto de las últimas noticias 

y aprovecha todas las promociones de PEY.cash.

¡Asegúrate de seguirnos en FacebookInstagram y Twitter!

Únete a la comunidad de PEY.cash en nuestros grupos de Telegram  y Whatsapp y hablemos de los temas que nos interesan a los venezolanos!

 
 
Whatsapp PEY groupWhatsapp PEY groupWhatsapp PEY groupWhatsapp PEY groupWhatsapp PEY groupWhatsapp PEY group

 

© Copyright 2020 PEY.cash

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Español